La manzanilla (Matricaria recutita L.) tiene propiedades antimicrobianas, antiinflamatorias, antiespasmódicas, ansiolíticas y digestivas.


De la planta, se consumen sus flores, frescas o secas, ya sea en té como infusión, compresas, y en baño relajante.
Su acción antimicrobiana es desinfectante y antiséptica, en compresas sobre la piel se utiliza para atender o prevenir infecciones en cortadas, hemorroides o granos. Además para inflamaciones de los ojos o conjuntivitis.


Su propiedad antiinflamatoria, se utiliza para tratar el acné y la psoriasis.

Al ser antiespasmódica, alivia dolores musculares, artritis. También para el dolor de cabeza, de muelas. Además es cicatrizante.


Es sedante, se utiliza para la ansiedad, ayudar a dormir e insomnio.

Continuar Leyendo

Ayuda a aliviar la indigestión o molestias estomacales, también tiene propiedades carminativas, es decir que evita los gases.

Para preparar té: se colocan las flores a una taza de agua hirviendo y se deja reposar durante diez minutos. Cuidado, si se excede de flores pueden causar malestar.

Para preparar compresas calientes, se aplican sobre la parte afectada y se renuevan cada cinco minutos durante 15 minutos.

Para un baño relajante: se puede colocar la hierba en una bolsa de tela y sumergirla en el agua.

Déjanos saber que opinas. Comenta y comparte.

Fuentes:

The handmade apothecary.

Herbolaria oaxaqueña para la salud